B.A. STOMP

Un blog para hablar de este hermoso acontesimiento anual

lunes, noviembre 17, 2003

BA STOMP 4:
La cuarta edición del festival mas importante de música surf, garaje y rockabilly de la Argentina fue aplastante y con una tendencia mas rockera que en ediciones anteriores. En esta oportunidad el festival se extendió durante 2 días y tuvo 3 visitas internacionales (Guitar Wolf de Japón, Thee Butchers' Orchestra de Brasil, The Monsters y Reverend Beat Man de Suiza). Las presencias locales estuvieron dadas por The Tandooris, Buffalo Billy’s, Zorros Petardos Salvajes y La Historia del Crimen.
Y como maestro de ceremonias por tercera vez consecutiva el señor Delfor Medina cantando tangos, contado chistes, anécdotas y poniendo una tremenda cara de orto mientras tocaban las bandas (desde ya que esto lo notaban muy pocas personas).
A continuación paso a comentar mi opinión de los dos días:

Primer día:

El festival comenzó una hora mas tarde de lo anunciado (a pesar que la folletería decía a las 22:00 Hs puntual).
Mientras esperaba en la entrada sucedió un episodio un tanto extraño pero que no sería nada comparado a lo que paso el segundo día: un taxi pasa por la calle y se encuentra con un hombre el cual con cara de exclamación le grita “SORPRESA!”, luego ese mismo hombre mira a la acompañante del taxista y entra al mismo por la ventana y lo empieza a cagar a palos mal !!!, le arranca un pedazo de ropa a la mujer y le grita “te voy a matar!”, luego el auto arranca y el agresor lo entra correr. Quizás fue un ajuste de cuentas a algo así, pero en el momento parecía un robo y justo enfrente de todos los que estábamos esperando ahí !.

Ya dentro del recinto uno tenia que subir unas escaleras y había una feria con discos, remeras, vinilos, postales, posters, pines, collares de perro ?!! WHAT THE FUCK! (MUERTE A LA BOND STREET!!!) y demás chucherias.
También había una barra con tragos bastante accesibles (por ejemplo una botella de Coca Cola x 500 ml estaba $2). En cuanto al lugar donde tocaron las bandas era amplio con ventiladores y bafles en el techo y al costado del escenario proyectaban películas clase B y propagandas de los 60’.
Antes pasaron mucha música de los 50’ y 60’, pero de la buena (por ejemplo las versiones originales de los temas que los Ramones hacían en el disco Acid Eaters, como para que se den una idea)

Bueno el desempeño de las bandas fue el siguiente:

The Tandooris: Tendrían que haber empezado los Buffalo Billy’s pero aparecieron ellos y la verdad les tenia mas ganas. Tocan un rock con marcadas influencias de bandas de rythm and blues, soul y rock psicodélico de los 60´s, tienes lindos riffs y pasaron un video de la canción “You complain too much” pero en la mejor tradición bolichera le erraron de tema y lo pasaron como 2 temas antes. Igual estuvo muy divertido y el bajista tiene muchísima, como decirlo..., “actitud” (la verdad era un cago de risa como le pegaba a las cuerdas).

Buffalo Billy's: En teoría es orquesta de “Neo Swing” pero parecía la banda del gordo canchero del guitarrista, porque el contrabajista es Nixxx del Crimen (organizador del evento y también contrabajista de la Historia del Crimen), y los 6 tipos que tocaban los vientos estaban a un costadito todos amontonados. A mi mucho el estilo este no me gusta, así que aproveche para descansar y sentarme por ahí cerca del escenario. Desde ahí tranquilo fue bastante disfrutable y la parte musical que mas me gusto fue al final cuando presentaban a los músicos (cosa bastante rara ya que normalmente ahí se despliegan unos aburridísimos solos), en este caso solo se repetía una música muy linda y se los presentaba uno a uno, solo Nixxx se tildo un poco con un solo (y ya saben que para mi “virtuosismo = zzzzzz”). A me olvidaba, durante su presentación pasaron películas porno del año del jopo.

Thee Butchers' Orchestra: Estos eran un power trío con dos guitarras y una batería. En teoría son fanáticos de Pussy Galore (incluso uno tenía una remera de ellos), pero en realidad sonaba un 85 % a la Blues Explosion pero obviamente no te mueven tanto como ellos. Tocaron un cover de MC5 y “Break it Up”, un muy lindo tema que recomiendo que se bajen si quieren conocer algo de estos bluesrockers brasucas. Además con ellos fue con los que mas salte, me puse en cuero y todo eso.

The Monsters: Para mi estos suizos la rompieron. Su frontman estaba completamente demente (hacia caras, acoples cada 3 notas, le dio su guitarra al publico, se tiro al mismo, y todo mientras lo puteaban), tenían 2 baterías una enfrente de la otra, como clonadas y un bajista que hacía coros. La música era bastante demente pero como buenos suizos todos menos el guitarrista tenían una linda cara de bragueta (en el fondo era hasta gracioso porque contrastaba bastante con el resto de la situación). Por acá entraron las bailarinas (las cuales ya habían aparecido con Delfor en una situación un tanto graciosa) que le danzaban al suizo y el seguía como si nada. De todas formas la banda gusto bastante y al final hicieron un par de temas como bises (dentro de los cuales estuvo el único tema lento del festival, con Reverend Beat-Man haciendo que lloraba y todo).

sábado, noviembre 15, 2003

Segundo Día:

El mismo empezó un poco mas tarde que el primero pero aun así lograron que todas las bandas menos lo ponjas terminaran de tocar a las 2:15 AM aproximadamente ya que los mismos a las cinco de la matina tenían que estar en Ezeiza (el día anterior había terminado por los 4:15 de la mañana).

Zorros Petardos Salvajes: Se abre el telón y aparecen 4 tipos vestidos como el Ku Klux Klan pero con diarios (eso es una primera impresión!), se los arrancan y empieza el show. Son un trío de rock instrumental con 2 guitarras, bajo y batería. No eran malos, pero su música no llamaba ni al pogo, ni a mover la cabeza (igual no llegaban al virtuosismo), encima la gente estaba con una actitud muy pasiva y pasaron casi como si nada. Por el final dijeron que iban a hacer algo “raro”, que lamentablemente fue solo raro para ellos porque generaron algún que otro clima (fue como medio psicodélico) y fue mas lindo de escuchar. Lo que todavía no puedo creer es que ya tengan 6 discos y otro mas en preparación.

Reverend Beat-Man: Este el líder de los Monsters cantando, tocando la guitarra, el bombo y un hi-hat a la vez. También estaba el resto de la banda pero estaban para tocar alguna que otra pandereta y acomodarle el bombo al reverendo (el cual se le corría cada 2 por 3). Él estaba vestido como un cura (de ahí lo de Reverend) y como que les hablaba a los gritos de Jesús a los otros músicos (todo en un ingles mas que desaforado y por supuesto in entendible), 2 de ellos le contestaban y el otro seguía con su habitual cara de suizo. Estuvo mas o menos, capaz si no hubiera escuchado a The Monsters el día anterior me hubiese gustado mas.

Historia del Crimen: Todo un clásico en este festival. La banda mas importante de rockabilly/psychobilly de la escena porteña toco un set bien compacto por la falta de tiempo ya nombrada anteriormente. Ya dije que este genero no es de mis favoritos pero este grupo me hace vibrar por mas que no quiera, además algunas de las letras de sus canciones me causan mucha gracia cantadas por Flavio (el cual empezó disfrazado como rey y termino como marciano): La gente bailo mucho acá, especialmente los muchachos con jopos pronunciados que se ve estaban esperando este momento.

EL INCIDENTE: Termina de tocar La Historia del Crimen y la gente exhausta se va tomar un trago y a descansar un poco ya que se viene el plato fuerte. Al rato aparece Delfor (que ya se había cantado unos temas) habla un rato y de repente del lado derecho del escenario, arriba del proyector...... UNA NUBE DE HUMO IMPRESIONANTE!!!
SE HABÍA CAÍDO EL TECHO!!!. Un pedazo de cómo 2x2m de techo se había desprendido de dos de sus 4 lados, osea que solo cayeron escombros. Por suerte nadie quedo herido (todavía no entiendo como, si hasta 5 segundos antes debajo de eso había gente). La cosa es que tuvieron que agarrar un secador para piso y tirar abajo el cacho de techo, una lámpara y un ventilador. Después con las mesas dadas vuelta barrieron los escombros. A todo esto Nixxx estaba recaliente.

Guitar Wolf: A pesar del bardo y con polvo todavía en el aire los japoneses salieron con ganas de romper todo. Estos pibes en cuanto a imagen son como una cruza entre los Ramones y la mafia china, y en cuanto a sonido son de lo mas estridentes, rock verdaderamente al palo como se dice. A pesar de tener una sola guitarra ensordecían muchísimo mas que los brasileros por ejemplo. Reinaba como un ambiente de caos y expectación. Encima el cantante y guitarrista los volvía locos a los de control. Primero invitaba al publico a subir al escenario, les tiraba la mano, los levantaba y cuando les iba a dar su guitarra los de control los tiraban de vuelta abajo, era un descontrol. El tipo se subía a los bafles, se tiraba, chivaba como loco y ni en pedo se sacaba su campera de cuero, le quería encajar la guitarra a los de control, a cualquiera bah (tendrían que haber visto la cara de Delfor en ese momento). Al final tuvieron que hacer un semi-circulo de tipos entre el escenario y el publico. Y ahí medio que la cosa se cago un poco y las 20 minutos el tipo, ya recolocado se fue del escenario y cerraron el telón. El publico como loco y sale Delfor que quería cantar un chamame!.
Blah, Blah, Blah, palabra va, palabra viene le habilitan un par de temas mas a los ponjas.
El tipo resacado otra ves y con otra guitarra (abra echo concha la otra?). Todo al mango y mucho pogo. También hay que destacar al baterista y al bajista que se bancaron todos los temas mientras el otro hacia sus piruetas. Todo muy lindo, quedamos todos muertos.

LA DESPEDIDA: Sale Delfor con su mejor cara de “a estos no los dejamos entrar mas en diez años” agradece a todos por haber venido y seguir apoyando el festival durante todos estos años. Luego Nixxx pide disculpas por lo del techo y dice como que el inspector lo cago, que le dijo que estaba todo bien y se lo alquilaron así, pero que igual si a alguien le paso algo en primera instancia se iba a ocupar el personalmente y después eso le correspondía al local.
HOT GIRLS: Para no terminar este bonito acontecimiento con un sabor amargo los organizadores tuvieron la bella idea de llamar a dos hermosas mujeres para que nos deleitasen la vista con sus sensuales movimientos. Pura alegría visual, pura emoción, sale Delfor cuenta alguna que otra anécdota, nos saluda, y así no retiramos en paz y con el espíritu lleno de gozo, no sin antes manguear un póster para el cuartito. Hasta el año que viene.